Síguele la pista a la grafitera que ya ha conquistado a Brad Pitt, a Kate Moss y a Rihanna – Patricia Rodríguez, 21 marzo 2013 – Si has paseado con atención por las aceras de Londres probablemente te hayas cruzado con alguno de sus trabajos, porque la obra de Bambi no se expone (de momento) en los museos. Lo suyo es la calle.

La grafitera más famosa, con permiso de Bansky (con el que inevitablemente se la compara), ha hecho de la capital británica su particular sala de exposiciones.

Iconos británicos como James Bond o David Beckham, entre los motivos favoritos de Bambi.  © Walton Fine Arts

Celosa de su intimidad solo sabemos de ella que es una treintañera que vive en Islington y que adoptó el nombre de Bambi como diminutivo de ‘bambino’ -el apodo con el que la llamaba su padre.

En una entrevista en exclusiva a la edición británica de GRAZIA, la inglesa confiesa que antes de la pintura probó suerte en el mundo de la música. Y no le fue mal. Vocalista de un grupo que alcanzó un asombroso éxito (misteriosa, Bambi no confiesa cuál), decidió abandonar la triunfante carrera para centrarse en su gran pasión: el arte, porque “el arte es el pulso de la vida”. Y volvió a triunfar.

Tras inundar las calles de Islington y Camden durante más de seis años con iconos británicos, sus obras penden ahora de las paredes de las mansiones de nombres de sobra conocidos como Rihanna, Adele oKate Moss. Brad Pitt es un verdadero fan de su trabajo y posee más de tres murales, incluido el grafiti que Bambi pintó con motivo del enlace de los Duques de Cambridge; eso sí, pagó por él unos 80.000 euros, porque estas piezas se cotizan a la alza y pueden llegar a alcanzar los 120.000.

Me gusta entretener a la gente con mi arte. Sé que lo que hago es ilegal (…) pero la verdad es que no me puedo resistir a una pared en blanco”, confiesa la “Bansky femenina”, como ya se la conoce en las calles de Londres. Sus retratos se fijan en los iconos británicos más conocidos: desde Amy Winehousehasta James Bond.

Su última obra, que acaba de desvelar la galería Walton Fine Arts, es un medio plano de David Beckhamcon mirada seductora. ¿Se lo pedirá Victoria por su cumpleaños, o dejará que decore la pared de otra?

“Dejo que mi trabajo hable por sí solo, aunque estoy particularmente interesada en la gente que reparte amor y alegría, como Amy (Winehouse)”, confiesa la artista cuyo deseo hubiera sido que Freddie MercuryMichael Jackson y Jimi Hendrix hubieran podido coleccionar su obra.

http://www.grazia.es/lifestyle/ocio/la-heredera-de-banksy